Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Cómo ha llegado China a liderar la fabricación de paneles solares

5 min lectura

19 de octubre de 2022

Autor: Andrés Muñoz

  1. Blog
  2. Energía fotovoltaica
  3. Cómo ha llegado China a liderar la fabricación de paneles solares

La energía fotovoltaica, una tecnología aún joven, escribe su historia en China. El país ha invertido más de 50.000 millones de USD según los últimos datos públicos de IEA (International Energy Agency) en nueva capacidad de suministro fotovoltaico durante la última década, lo que representa diez veces más que lo que ha invertido Europa. Con esta gran diferencia es fácil entender por qué el gigante asiático se ha convertido en el mayor productor de paneles solares, así como de otros componentes para la industria solar, y ha creado más de 300.000 puestos de trabajo en toda la cadena de valor de la tecnología fotovoltaica desde 2011. En este artículo analizamos cómo ha llegado a liderar el mercado.

Situación actual 

Para producir un panel solar existen, a modo de resumen, 5 grandes etapas. En la primera se obtiene el polisilicio. En la segunda se forman lingotes de este material. La tercera comprende el corte en obleas para, en la cuarta, formar las celdas solares que darán forma, finalmente en la quinta etapa, al panel solar.

China, a día de hoy, tiene una participación superior al 80% en todas esas etapas de toda la fabricación mundial de paneles fotovoltaicos. Además del fortísimo tejido industrial del país, cuenta con los 10 principales proveedores mundiales de equipos de fabricación de módulos solares. Mientras que, por un lado, esta industria china ha sido clave para reducir los costes de la energía solar fotovoltaica en todo el mundo y acelerar de ese modo la transición energética, por otro el nivel de concentración geográfica en las cadenas de suministro ha creado numerosos desafíos que han llevado al encarecimiento del transporte, de las materias primas e incluso a la parada de muchos proyectos cuando el país se ha encontrado paralizado, como durante la pandemia del covid-19.

Capacidad de fabricación de energía solar fotovoltaica por país y región, 2021, Fuente: IEA

Imagen: Capacidad de fabricación de energía solar fotovoltaica por país y región, 2021, Fuente: IEA

¿Cómo lo ha logrado? 

En 2021, el valor de las exportaciones de equipos solares en China superó los USD 30.000 millones.

Las políticas de Gobierno en el gigante asiático han situado a la energía solar fotovoltaica como vector estratégico para su economía. La creciente demanda interna por la necesidad de diversificar su matriz energética ha permitido crear economías de escala que han respaldado que el país invierta parte de sus beneficios por la exportación a todo el mundo de sus equipos, en la innovación continua en toda la cadena de suministro.

Esto ha llevado a que, especialmente los grandes fabricantes de paneles solares registren nuevos récords de eficiencia de conversión de celdas solares. Por ejemplo, JinkoSolar anunció en Abril haber alcanzado un 25,7% para células solares de tipo n. Otro gran fabricante como LONGi Solar, por su parte, lleva registrando otros récords para las celdas TOPCon de tipo n, TOPCon de tipo p y HJT de tipo n, que alcanzaron el 25,21%, el 25,19% y el 26,30%, respectivamente.

Que la tecnología se haya convertido en la más asequible para la generación de electricidad en muchas partes del mundo (reduciendo sus costes en un 80% en 10 años) es, en gran parte, gracias a estas políticas gubernamentales. Sin embargo, esto también ha provocado desequilibrios entre la oferta y la demanda en la cadena de suministro de la fuente solar.

La capacidad global para fabricar obleas y células, así como para ensamblarlas en paneles solares, superó la demanda mundial a fines de 2021. Además, la producción de polisilicio es actualmente un cuello de botella en la cadena de suministro del sector, hecho que ha llevado al suministro global a ajustarse y a cuadriplicar los precios de esta materia prima durante el último año.

Una de las barreras que China ha superado 

La fabricación de cualquier componente, ya sea para la industria protagonista de este artículo como para otra, requiere de cantidades de energía más o menos grandes. Para la solar fotovoltaica en concreto, se necesita mucha electricidad que, en China, se genera mediante la quema de combustibles fósiles.

Aunque numerosos estudios han determinado que los paneles solares solo necesitan operar durante 4 a 8 meses para compensar sus emisiones de fabricación, que son bajas, numerosas entidades internacionales han pedido que el porcentaje de participación de las renovables en la industria fotovoltaica crezca. Y este ha sido uno de los desafíos que ha tenido que hacer frente China para mantener su liderazgo en la cadena de valor.

La electricidad proporciona el 80% de la energía total necesaria para la producción de polisilicio, lingotes y obleas, porque estos procesos requieren calor a temperaturas altas y precisas. El gigante asiático utiliza el carbón para generar más del 60% de la electricidad utilizada para la fabricación de equipos fotovoltaicos, especialmente en las provincias de Xinjiang y Jiangsu, donde se concentra la fabricación y donde el carbón representa más del 75% del suministro eléctrico anual. Esto explica por qué las emisiones totales de dióxido de carbono (CO2) de la fabricación de equipos fotovoltaicos se ha casi cuadruplicado en todo el mundo desde 2011, a medida que la producción se fue expandiendo a China.

A pesar de ello, las nuevas plantas de fabricación y los grandes fabricantes se han establecido objetivos más ambiciosos, especialmente de autoconsumo energético con renovables, para aumentar la participación de las tecnologías “verdes” en la producción de sus equipos, lo que reduce la huella de carbón de la industria de manera muy significativa.

Diversificar la cadena, clave para el sector 

Ya en los últimos meses se ha acrecentado mucho más el debate de si la Unión Europea debe apostar por industria local y tener centros propios de fabricación. Actualmente, la competitividad de costes de los equipos es claramente un desafío clave para diversificar las cadenas de suministro. ¿Estarían dispuestos a comprar un panel solar más caro por hacerse en Europa?

China es el lugar más competitivo en costes para fabricar estos componentes (y muchos otros), son un 10% más bajos que en India, un 20% más bajos que en Estados Unidos y un 35% más bajos que en Europa. Las grandes variaciones en los costes de la electricidad, la mano de obra, la inversión y los gastos generales explican estas diferencias.

Diversificar es clave y debe hacerse ya. Entre otros motivos, porque las nuevas instalaciones de fabricación de energía solar fotovoltaica a lo largo de la cadena de suministro podrían atraer una inversión de USD 120.000 millones para 2030, creando 1.300 puestos de trabajo en la fabricación por cada GW de capacidad de producción, según los últimos informes de IEA.

El sector de la energía solar fotovoltaica tiene el potencial de duplicar su número de puestos de trabajo de fabricación directos a 1 millón para 2030. Los segmentos con mayor densidad de empleo a lo largo de la cadena de suministro fotovoltaica son la fabricación de módulos y células.

Aprovechar esta oportunidad económica e industrial en todo el mundo requiere poder diversificar la producción de los componentes de manera competitiva y en igualdad de condiciones. No por el bien de uno u otro mercado, sino por el bien de la transición energética.

Paneles Solares chinos en EDP 

En EDP trabajamos con los principales fabricantes chinos, JA Solar y Longi, con paneles solares monocristalinos que garantizan una producción mínima del 85% en 25 años.

Calcula ahora, en tres minutos, todo lo que puedes ahorrar con una instalación solar:

Índice

Autor: Andrés Muñoz

Ingeniero en Energía y Máster en Gestión y Dirección de Empresas Industriales. Postgrado en Ingeniería Eólica y Energía Termosolar. Apasionado de las Energías Renovables, emprendedor y Dir. Ejecutivo de Infoenergética.

Ayúdanos con el feedback

¿Qué te pareció este post?

Suscríbete a nuestra newsletter

Leer más [+]

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Fin del contenido principal