Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Limpieza de paneles solares en el hogar

4 min lectura

13 de noviembre de 2022

Autor: EDP Energía

  1. Blog
  2. Energía fotovoltaica
  3. Limpieza de paneles solares en el hogar

La limpieza de las placas solares en el hogar es una actividad fundamental para asegurar el correcto funcionamiento de la instalación fotovoltaica y que genere la energía 100% verde que esperas cuando inviertes. El rendimiento de los paneles depende de las condiciones climáticas, pero también del mantenimiento. No te preocupes, porque no tendrás que subirte al tejado con una bayeta para limpiarlos. Te explicamos por qué.

¿Cómo afecta el clima en las placas solares? 

Las condiciones climáticas afectan de forma directa al rendimiento de una instalación fotovoltaica. Las dos variables a tener en cuenta son las horas de radiación solar y la temperatura ambiente.

Por mucho que dediques tiempo al mantenimiento de las placas solares su capacidad de producción siempre dependerá de la cantidad de sol que reciban. España cuenta con una media de 2.500 horas anuales de radiación solar, aunque este valor oscila según la región con los máximos de Málaga y los mínimos del País Vasco.

Al contrario de lo que puedas pensar, las nubes no impiden el funcionamiento de la instalación: solo limitan la cantidad de energía recibida y, por tanto, el rendimiento. Las placas siguen generando aunque el día esté nublado.

Por otro lado, los paneles solares están diseñados para soportar temperaturas de entre -40ºC y +85ºC. Esto es, funcionan en cualquier ambiente del planeta. ¿Qué cambia? La eficiencia de generación de electricidad, porque los módulos están fabricados en silicio, un material que varía sus propiedades en función de la temperatura.

¿La temperatura ideal? Los 25ºC. En otras circunstancias, la instalación rinde menos. Así que una ola de calor tampoco es buena para tus placas solares.

Utiliza la Calculadora Solar de EDP para obtener un presupuesto personalizado en base a tus necesidades:

Cómo afectan al rendimiento de nuestros paneles solares el polvo y suciedad 

La limpieza de los paneles solares es una tarea clave para que generen energía. ¿Por qué? Porque la instalación está a la intemperie y es normal que se ensucie con polvo y arena arrastrados por el aire, hojas de la vegetación circundante, barro o excrementos de las aves. La suciedad forma una capa que impide que la radiación solar llegue a las células fotovoltaicas y que, incluso, puede averiar una placa al crear puntos calientes.

Dicho de otra forma, la suciedad sobre los paneles disminuye el rendimiento de la instalación, aunque siempre dependerá del tipo de residuo. Por ejemplo, el polvo acumulado durante 6 meses reduce la producción un 1%, mientras que los desechos de un pájaro disminuyen el rendimiento hasta un 15% por su opacidad.

Recuerda, en cualquier caso, que la limpieza de los paneles solares es especialmente importante si la instalación es de tipo String. Cuando una placa en serie está sucia y reduce su rendimiento afecta a todos los módulos siguientes. Y, por tanto, a la producción global del sistema.

Cómo limpiar las placas solares 

La limpieza de las placas solares es sencilla, pero requiere de un profesional. Aunque las placas están fabricadas con materiales resistentes existe un riesgo de rayado, así que para limpiar se suele utilizar una esponja suave mojada en agua tibia con jabón, que después se aclara con un trapo o una escobilla de goma. También se utilizan productos especializados para los residuos más complicados que el polvo, siempre vigilando los cuidados del panel.

Aunque la limpieza pueda parecer fácil, ten en cuenta que las instalaciones suelen estar en el tejado y tener otros componentes como los cables. Es mejor que un profesional de EDP se encargue del mantenimiento de los paneles solares, tanto por la seguridad como por el correcto tratamiento de la instalación.

Frecuencia de mantenimiento de las placas solares y limpieza 

¿Cada cuánto tiempo conviene limpiar las placas solares? En condiciones habituales con una limpieza a fondo cada año es suficiente, ya que el agua de lluvia puede ejercer de limpiador natural.

Si la instalación está en una zona con mucho viento, cerca del mar donde el salitre se puede acumular, con lluvias de barro o en un área con una alta contaminación, conviene una limpieza cada seis meses. Aplica la misma lógica si en el área existe una gran población de aves como las gaviotas o las palomas.

Mantenimiento de placas solares: descubre el servicio de mantenimiento de EDP 

Por suerte, EDP Solar te ofrece un servicio de revisión y reparación de tu instalación fotovoltaica desde el primer día. Cuentas con un equipo de profesionales especializados para que tu instalación rinda de forma correcta. Existen dos tipos de mantenimiento de placas solares de EDP:

  1. El mantenimiento preventivo, que incluye una revisión anual de tu instalación con una limpieza de los paneles solares y una comprobación del estado de todos los componentes. De esta forma, aseguramos el correcto funcionamiento. Además, monitorizamos el equipo de forma remota y continua para informarte de cualquier anomalía.
  2. El mantenimiento correctivo, que gestiona la garantía de los equipos y resuelve las incidencias puntuales de tu instalación solar fotovoltaica.

¿Quieres descubrir cómo realizamos el mantenimiento de las placas solares?

Autor: EDP Energía

Impulsamos hogares y empresas gracias a nuestros servicios personalizados de ahorro y eficiencia energética en luz, gas, energía solar y movilidad eléctrica. Siempre de la mano de un consultor que te guiará en todas las etapas. Porque somos una empresa de personas con nombre y apellido. Personas que te ayudan. Formamos parte de la comunidad de los que apuestan por una nueva energía y vamos a darte una visión de futuro. #EnergíaDeLasEmpresas #EnergíaDeLasPersonas

Ayúdanos con el feedback

¿Qué te pareció este post?

Suscríbete a nuestra newsletter

Leer más [+]

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Fin del contenido principal