Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Impuesto de circulación, IVA: ¿Qué tiene que pagar un vehículo eléctrico?

5 min lectura

16 de enero de 2024

Autor: EDP Energía

  1. Blog
  2. Movilidad Sostenible
  3. Impuesto de circulación, IVA: ¿Qué tiene que pagar un vehículo eléctrico?

¿Qué impuestos pagan los coches eléctricos? 

Los vehículos eléctricos no pagan el Impuesto de Matriculación (hasta el 14,75% del coste), se benefician de bonificaciones del 75% en el impuesto municipal de circulación y, ahora, pagan un 10% de IVA, en lugar del 21%, en la recarga. Además de las ayudas que contempla el Plan MOVES a la compra y la instalación de puntos de recarga

Caminamos hacia un escenario de completa descarbonización en Europa en 2050. La Comisión Europea pretende que para 2035 ya no se puedan vender vehículos de combustión (gasolina y diésel). Para esa fecha, según previsiones de la UE, el 90% de los coches serán eléctricos y un 10% de hidrógeno.

En España, la Ley de Cambio Climático prevé el fin de los vehículos térmicos en 2040 y obliga a establecer zonas de bajas emisiones (ZBE) en 2023, en todas las ciudades con más de 50.000 habitantes.

Los vehículos eléctricos y de hidrógeno serán los únicos que podrán circular libremente por las ZBE, que ya están operativas en ciudades como Madrid y Barcelona. El distintivo ECO (verde y azul) o el 0 son el salvoconducto no solo para poder transitar por esas áreas del centro de las ciudades sino para aparcar gratuitamente.

Movilidad Eléctrica y coches eléctricos en ciudad

IVA en coches eléctricos

En España, los vehículos están gravados con un 21% de IVA. Una de las grandes demandas del sector, tanto de la industria como de concesionarios y talleres, es aplicar un IVA más reducido, del 10%, a los vehículos eléctricos. Pero de momento no se ha conseguido.

Sin embargo, sí que ha habido una medida fiscal que beneficiará tanto a particulares como a pequeñas empresas: el IVA de la electricidad será del 10% al menos hasta el 30 de abril de 2022 para potencias contratadas inferiores a 10 kW. En cambio, el IVA que grava los combustibles fósiles es del 21%. Si ya era más barato recargar un coche eléctrico que llenar el depósito de un vehículo con motor térmico, esa diferencia se acentúa ahora con la bajada del IVA de la electricidad.

IRPF para propietarios de vehículos eléctricos

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) también tiene sus consideraciones especiales para propietarios de vehículos eléctricos. A continuación, te explicamos de manera sencilla cómo afecta este impuesto a quienes poseen vehículos eléctricos:

Beneficios Fiscales:

  1. Deducción por Adquisición:
    • En algunos lugares, al adquirir un vehículo eléctrico nuevo, es posible que puedas beneficiarte de deducciones fiscales. Estas deducciones pueden ayudarte a reducir el monto sujeto a impuestos.
  2. Amortización Acelerada:
    • En ciertos casos, la amortización del vehículo eléctrico puede ser más rápida, lo que significa que podrías deducir una mayor cantidad de su valor en menos tiempo.
  3. Exenciones y Bonificaciones Locales:
    • Algunas ciudades y regiones ofrecen exenciones o bonificaciones en impuestos locales para promover la movilidad sostenible. Esto puede incluir reducciones en el Impuesto de Circulación o el Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

Consideraciones Importantes:

  1. Uso Profesional:
    • Si utilizas tu vehículo eléctrico para actividades profesionales, es posible que puedas deducir ciertos gastos asociados, como los relacionados con la recarga eléctrica o mantenimiento.
  2. Registro y Documentación:
    • Asegúrate de mantener una documentación clara y precisa de todos los gastos relacionados con tu vehículo eléctrico. Esto incluye facturas de compra, recibos de recargas y cualquier otro documento que respalde tus deducciones.
  3. Actualizaciones Legislativas:
    • Dado que las políticas fiscales pueden cambiar, es importante estar al tanto de las actualizaciones legislativas relacionadas con los vehículos eléctricos. Consultar con un asesor fiscal puede ser útil para comprender las últimas novedades y aprovechar al máximo los beneficios fiscales.

Impuesto de circulación para coches eléctricos

Los vehículos eléctricos gozan de un descuento en el impuesto de circulación en las grandes ciudades. Es del 75%, por ejemplo, en Madrid, Barcelona, Sevilla, Zaragoza y Valencia, tanto para eléctricos puros como híbridos. En Bilbao, los eléctricos puros tienen una exención del 95%, y del 75% los híbridos enchufables. Según cada ciudad, estas bonificaciones se extienden a lo largo de los primeros cinco años, de media, desde la fecha de la matriculación del vehículo.

Un camión o una furgoneta paga anualmente de 73 a 266 euros en Madrid de Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), según sea su capacidad de carga. En el caso de los turismos, el impuesto alcanza hasta los 224 euros. Pero los eléctricos puros y los híbridos enchufables, ya sean turismos, furgonetas o camiones, tienen una bonificación del 75%.

Pero las ventajas no se limitan a la carga fiscal. A la hora de aparcar en el centro de las ciudades, no solo en las llamadas Zonas de Bajas Emisiones, los eléctricos disfrutan de exenciones totales. Es decir, los vehículos eléctricos aparcan gratis.

Impuestos para los coches eléctricos en Canarias  

En Canarias, la fiscalidad de los vehículos eléctricos cuenta con ciertas particularidades que los hacen más atractivos desde el punto de vista impositivo. A continuación, te presentamos información clave sobre los impuestos relacionados con los vehículos eléctricos en esta región:

1- Impuesto sobre el Patrimonio:

Canarias no aplica el Impuesto sobre el Patrimonio, lo que incluye la exención de gravámenes adicionales sobre la propiedad de vehículos eléctricos. Esto contribuye a reducir los costes asociados a la posesión de estos vehículos.

2- Impuesto de Circulación:

El Impuesto de Circulación en Canarias, también conocido como IVTM (Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica), se gestiona a nivel municipal. Algunos municipios ofrecen bonificaciones o incluso exenciones para vehículos eléctricos. Es recomendable consultar las regulaciones locales para conocer las ventajas específicas en tu área.

3- Deducciones y Bonificaciones:

Además de los impuestos directos relacionados con los vehículos, existen otras ventajas fiscales:

  • Deducciones en el IRPF: Algunas comunidades autónomas pueden ofrecer deducciones en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para propietarios de vehículos eléctricos.
  • Ayudas y Subvenciones: Pueden existir programas de ayudas y subvenciones a nivel autonómico para la compra de vehículos eléctricos, lo que proporciona un estímulo económico adicional.

Qué impuesto no paga ningún vehículo eléctrico 

En el mundo de los vehículos eléctricos, hay una excelente noticia para los propietarios: ningún coche eléctrico paga el Impuesto de Matriculación. Este impuesto, que se aplica al comprar un vehículo nuevo en muchos lugares, no afecta a quienes eligen la movilidad eléctrica. Es una ventaja financiera significativa, ya que, al adquirir un coche eléctrico, te liberas de este gravamen, lo cual es genial para tu bolsillo.

¿Quieres sumar a tu empresa a la movilidad eléctrica?

Movilidad Eléctrica para Empresas

Autor: EDP Energía

Impulsamos hogares y empresas gracias a nuestros servicios personalizados de ahorro y eficiencia energética en luz, gas, energía solar y movilidad eléctrica. Siempre de la mano de un consultor que te guiará en todas las etapas. Porque somos una empresa de personas con nombre y apellido. Personas que te ayudan. Formamos parte de la comunidad de los que apuestan por una nueva energía y vamos a darte una visión de futuro. #EnergíaDeLasEmpresas #EnergíaDeLasPersonas

Ayúdanos con tu feedback

¿Qué te pareció este post?

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas ninguna novedad

1) Déjanos tu correo electrónico:

2) Selecciona el contenido que más te interesa (puedes elegir más de uno):

Leer más [+]

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Fin del contenido principal