Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Blog EDP

Comienza el contenido principal

¿Cómo funcionan las ayudas del Plan MOVES para la movilidad sostenible de las empresas?

17 de agosto de 2021

Instalar un punto de recarga para los vehículos eléctricos de tu empresa, o para dar servicio a tus clientes y empleados, está más cerca que nunca con el Plan MOVES III. Las subvenciones cubren hasta un 60% del coste de la infraestructura. Y también puedes electrificar tu flota con descuentos de hasta 5.000 €.

Es un paso que puede ser definitivo para la universalización de la movilidad eléctrica en España: el nuevo Plan MOVES prevé ayudas públicas a las empresas para la instalación de puntos de recarga que cubren hasta el 60% del coste. Y también promueve la electrificación de las flotas de las empresas con subvenciones de hasta 4.000 € para los turismos y 5.000 para las furgonetas.

El Plan MOVES, que cumple ya su tercera edición, está dotado con 400 millones de euros, ampliables hasta 800 en función de la demanda. Y su vigencia se prolongará hasta el 31 de diciembre de 2023.

Las subvenciones se otorgarán por orden de solicitud, así que a medida que las convoquen las comunidades autónomas, en coordinación con el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), se irán entregando las ayudas. En EDP asesoramos a las empresas en todo ese proceso. Llámanos al 900 922 492 o consulta todo lo que podemos hacer por tu empresa en nuestra web.

Ayudas directas a la infraestructura de recarga de las empresas

El Plan MOVES III ofrece subvenciones directas a la instalación de puntos de recarga de cualquier potencia por parte de las empresas. Estas instalaciones pueden ser tanto de uso privado (para la recarga de la flota de empresa) como público (para clientes, trabajadores y público en general).

  • Puntos de recarga públicos: por ejemplo, en aparcamientos públicos, hoteles, restaurantes, universidades, centros sanitarios, centros comerciales, polígonos industriales y centros deportivos. También se entiende como puntos de recarga públicos los que se instalan en los parkings de las empresas para dar servicio a trabajadores y clientes.
  • Puntos de recarga privados: es el caso de las instalaciones en las zonas de estacionamiento de las empresas para recargar exclusivamente las flotas de la propia compañía.

También se ofrecen ayudas para las instalaciones en la vía pública que promuevan una movilidad urbana sostenible. Estos puntos se encontrarán tanto en las calles de las ciudades como en las carreteras y autopistas. Hablamos de los puntos de recarga, por ejemplo, en las estaciones de servicio.

¿A cuánto ascienden las ayudas a las empresas?

El Real Decreto Ley aprobado en abril de 2021 establece subvenciones de hasta el 60% del coste de la instalación, en puntos de recarga con potencia igual o superior a 50 kW, según estos criterios:

  • Grandes empresas: 35%
  • Medianas empresas: 45%
  • Pequeñas empresas: 55%

Estas ayudas directas se incrementan un 5% adicional si la empresa está radicada en un municipio de menos de 5.000 habitantes.

Si los puntos de recarga ofrecen una potencia inferior a 50 kW, las ayudas alcanzan el 30% del coste de la instalación, independientemente del tamaño de la empresa. Y el 40% si se trata de municipios con menos de 5.000 habitantes.

En todos los casos, el límite de la ayuda es de 800.000 euros por expediente y de 2,5 millones de euros por empresa durante toda la vigencia del plan.

En el caso de los autónomos, las ayudas alcanzan el 70% del coste de la instalación, que se incrementa al 80% en municipios de menos de 5.000 habitantes.

Electrificación de flotas: hasta 5.000 € para las furgonetas de empresa

La renovación de las flotas de vehículos eléctricos, tanto para turismos como para furgonetas, es uno de los puntos fuertes del nuevo Plan MOVES. Contempla ayudas para las pymes de hasta 4.000 € en la compra de turismos y de 5.000 € si son furgonetas.

Para el caso de los autónomos, estas ayudas pueden llegar hasta los 7.000 € (9.000 con achatarramiento de un vehículo antiguo de combustión) en el caso de vehículos comerciales con una capacidad de carga de hasta 3.500 kg y hasta los 4.500 € (7.000 con achatarramiento) si se trata de turismos con más de 90 kilómetros de autonomía eléctrica.

¿Qué ayudas reciben las empresas para renovar su flota?

El Plan MOVES III fija dos grandes categorías en el caso de los turismos eléctricos (eléctricos puros e híbridos enchufables):

  • Vehículos de 30 a 90 kilómetros de autonomía: las ayudas directas van desde los 1.700 € (2.300 con achatarramiento) en el caso de las pymes. Y desde los 1.600 € (2.200 con achatarramiento) en el caso de las grandes empresas.
  • Vehículos con más de 90 kilómetros de autonomía eléctrica: las pymes reciben una ayuda directa de 2.900 € (4.000 con achatarramiento) y las grandes empresas, de 2.200 € (3.000 con achatarramiento).

En todos los casos, los vehículos no pueden tener un coste mayor de 45.000 €.

Las subvenciones son más cuantiosas en el caso de las furgonetas con carga de hasta 3.500 kg. Deben tener una autonomía eléctrica mínima de 30 kilómetros y las ayudas para las pymes ascienden a 3.600 € (5.000 con achatarramiento), mientras que para grandes empresas la subvención alcanza los 2.900 € (4.000 con achatarramiento).

Solo hay un límite a las ayudas a las flotas de las empresas: un máximo de 50 vehículos al año.

Volver

Fin del contenido principal