Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

El gris da paso al azul: la lucha común por un aire más limpio

4 min lectura

06 de septiembre de 2023

Autor: EDP Energía

  1. Blog
  2. Sostenibilidad
  3. El gris da paso al azul: la lucha común por un aire más limpio

“Estos días azules y este sol de la infancia”. Son los últimos versos que escribió Antonio Machado y que se encontraron en su chaqueta, inconclusos. Evocaban la felicidad de su niñez en Sevilla. Ese cielo azul, metafóricamente límpido y protector, sigue siendo la aspiración de la humanidad tras tantas décadas en que lo hemos ido pintando de gris. Por eso la ONU ha declarado el 7 de septiembre, por cuarto año consecutivo, como el Día Internacional del Aire Limpio por un Cielo Azul.    

El azul se impone al gris desde que la Humanidad empezó a tomar medidas para reducir la contaminación atmosférica. Primero nos pusimos a trabajar para reducir el agujero de la capa de ozono reduciendo la emisión de CLC. Y ahora nos hemos puesto manos a la obra para descarbonizar y electrificar la economía.

Este año, el lema de Naciones Unidas es #JuntosPorUnAireLimpio, un hashtag que recoge la necesidad de que todos trabajemos juntos en esta lucha: sociedad, organizaciones, gobiernos, empresas y, en conjunto, toda la comunidad internacional.

¿Por qué el cielo es azul? 

Lo primero que nos asalta a la mente cuando hablamos de un cielo azul es por qué la bóveda celeste que nos rodea tiene ese color cuando la luz del sol es blanca. La explicación la encontramos en la física.

La luz solar, cuando atraviesa la atmósfera, choca con los gases y partículas que la componen. Los distintos colores en que se descompone el blanco -rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta- interactúan con esa materia y se dispersan en forma de ondas. El azul se mueve en longitudes de onda más cortas que los otros colores y eso hace que se disperse aún más y, por tanto, sea más visible.

Es decir, el azul del cielo es un fenómeno óptico, lo mismo que el del mar y los océanos: el agua absorbe los colores con longitudes de onda más largas y hace que se refleje más, a nuestra vista, el azul.

Hemos recuperado la capa de ozono tras 35 años reduciendo los CFC 

Una de las mayores amenazas para la atmósfera terrestre se ha conseguido conjurar tras más de 35 años de esfuerzo conjunto de la comunidad internacional. El Protocolo de Montreal, aprobado por todos los miembros de Naciones Unidas en 1987, movilizó a la industria y a los consumidores para que desaparecieran los gases clorofluorocarbonos, conocidos como CFC, que estaban dañando la capa de ozono.

Ese agujero en la capa que nos protege de los rayos ultravioleta se ha ido restaurando desde entonces y los científicos esperan que, si seguimos cumpliendo el mandato de Montreal, el objetivo se haya cumplido completamente a mediados de este siglo.

Los CFC, que se empleaban industrialmente en los aparatos de refrigeración y aire acondicionado y en los sprais domésticos, actualmente ya no se fabrican. Cuando se aprobó la medida en 1987 parecía imposible revertir la situación. Hoy es una realidad.       

En el caso de la capa de ozono, la solución fue posible gracias a que puso en marcha la comunidad internacional, la sociedad y la industria. El mismo camino que se sigue ahora con la lucha contra la contaminación atmosférica y el calentamiento global causados por los combustibles fósiles.

¿Cuáles son los efectos de la contaminación según Naciones Unidas? 

Con motivo del Día del Aire Limpio por un Cielo Azul, la ONU destaca los efectos más perniciosos de la contaminación, en particular sobre nuestra salud.

Las partículas provocadas por la combustión se introducen en los pulmones y en la circulación sanguínea. De acuerdo con la ONU, la polución está detrás de un tercio de las muertes en el mundo por accidente cerebrovascular, enfermedades respiratorias crónicas y cáncer de pulmón. Y de una cuarta parte de las muertes por infarto. La contaminación afecta también al clima, al contribuir a calentar la atmósfera.

Según Naciones Unidas, la polución atmosférica causa 6,5 millones de muerte prematuras cada año y se ceba especialmente con mujeres, niños y ancianos en los países en desarrollo.  No pensemos solo en la contaminación en exterior, sino también la que causa en las viviendas y lugares de trabajo sistemas de cocina y calefacción obsoletos.

La ONU cree que los beneficios de luchar contra la contaminación no se miden solo en salud, sino que también son económicos. “El aire limpio es importante para la salud y la vida cotidiana de las personas, y la contaminación atmosférica es el mayor riesgo ambiental para la salud humana y una de las principales causas de muerte y enfermedad en todo el mundo que se podrían evitar”, según nos advierte este año.

La electrificación de la economía como solución a la contaminación 

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los compromisos adquiridos internacionalmente, como la descarbonización plena en 2050, giran en buena parte sobre la energía. Se basan fundamentalmente en la desaparición de los combustibles fósiles y su sustitución por energías renovables como la eólica y la fotovoltaica. Tanto en la industria como en los edificios residenciales y en la movilidad.

En el caso de España, de acuerdo con datos de Red Eléctrica del pasado mes de julio, el 46,2 % de la producción eléctrica fue renovable y el 68,5 % no emitió CO2 equivalente. Solo la energía solar producida en parques fotovoltaicos -sin contar el autoconsumo solar- supuso ya el 18,93% del mix eléctrico nacional.

Además de esa producción solar industrial, en España ya había a finales de 2022 casi 300.000 viviendas y 54.000 empresas con infraestructura propia de energía solar, según el Informe Anual del Autoconsumo Fotovoltaico de la patronal APPA Renovables.

Juntos Por un Aire Limpio. Es el lema de este año para hacer posible un cielo azul como el que evocaba Machado. Empresas, instituciones, administraciones, ciudadanos y compañías energéticas unidas en la misma causa.

En EDP hemos adelantado nuestros objetivos de descarbonización a 2030. Seremos antes de que termine esta década una energética 100% verde. ¿Nos acompañas?

Autor: EDP Energía

Impulsamos hogares y empresas gracias a nuestros servicios personalizados de ahorro y eficiencia energética en luz, gas, energía solar y movilidad eléctrica. Siempre de la mano de un consultor que te guiará en todas las etapas. Porque somos una empresa de personas con nombre y apellido. Personas que te ayudan. Formamos parte de la comunidad de los que apuestan por una nueva energía y vamos a darte una visión de futuro. #EnergíaDeLasEmpresas #EnergíaDeLasPersonas

Ayúdanos con tu feedback

¿Qué te pareció este post?

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas ninguna novedad

1) Déjanos tu correo electrónico:

2) Selecciona el contenido que más te interesa (puedes elegir más de uno):

Leer más [+]

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Fin del contenido principal