Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Inicio del Menú Secundario

Fin del Menú Secundario

  1. Está usted en:
  2. Inicio
  3. Empresas y Grandes Clientes
  4. Eficiencia energética
  5. Instalaciones solares

EDPInstalaciones solares

Comienza el contenido principal

Un sistema fotovoltaico de conexión a red (SFCR) es aquel que aprovecha la energía del sol para transformarla en energía eléctrica que cede a la red convencional para que pueda ser consumida por cualquier usuario conectado a ella.

La Normativa permite en España que cualquier interesado pueda convertirse en productor de electricidad a partir de la energía del sol. Por fin el desarrollo sostenible puede verse impulsado desde las iniciativas particulares que aprovechando la energía del sol puedan contribuir a la producción de energía de manera más limpia. Ahora, el ciudadano en su vivienda unifamiliar, la comunidad de vecinos, las empresas u otras entidades que lo deseen podrán disponer de su instalación solar conectada a la red. No hay que olvidar la buena imagen corporativa que conlleva este tipo de iniciativas en una sociedad cada vez más sensibilizada con su medioambiente.

Durante los últimos años en el campo de la actividad fotovoltaica, los sistemas de conexión a la red eléctrica constituyen la aplicación que mayor expansión ha experimentado. La extensión a gran escala de este tipo de aplicaciones ha requerido el desarrollo de una ingeniería específica que permite, por un lado optimizar su diseño y funcionamiento y, por otro, evaluar su impacto en el conjunto del sistema eléctrico, siempre cuidando la integración de los sistemas y respetando el entorno arquitectónico y ambiental.

Hay que destacar la gran fiabilidad y larga duración de los sistemas fotovoltaicos. Por otra parte, no requieren apenas mantenimiento y presentan una gran simplicidad y facilidad de instalación. Además, la gran modularidad de estas instalaciones permite abordar proyectos de forma escalonada y adaptarse a las necesidades de cada usuario en función de sus necesidades o recursos económicos

La Energía Solar Térmica es aquella que permite calentar agua u otros fluidos mediante la transformación de la radiación solar en calor. Es una forma eficiente de ahorrar hasta un 70% de la energía necesaria para la producción del agua caliente sanitaria, en una instalación bien dimensionada y la mejor alternativa para reducir costes.

Los sistemas de captación solar no siempre pueden garantizar el 100% del servicio al que se destinan, especialmente en situaciones de baja radiación solar. Por ello se combinan con sistemas térmicos convencionales. El gas natural es la mejor opción como energía de apoyo, ya que es el combustible fósil con menor impacto sobre el medio ambiente, y es el que origina menos emisiones de CO2.

Ventajas

  • Energía limpia, ya que no emite CO2 a la atmósfera.
  • Contribuye al fomento de la responsabilidad social con el medio ambiente.
  • La instalación solar ayuda a mejorar la clasificación del edificio en función de su eficiencia energética.
  • Su mantenimiento es mínimo, tan solo son necesarias revisiones preventivas.
  • Existen numerosas soluciones que permiten una fácil integración del sistema en el edificio.
  • Es un apoyo compatible con todas las fuentes de suministro de energía.
  • Ahorro de hasta un 70% en su factura energética.

Fin del contenido principal