Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Consejos eficientes

Consume energía de forma responsable

Comienza el contenido principal

 

  • Abre ventanas y puertas interiores para inducir una ventilación natural cruzada.
  • Fija la temperatura de ocupación según tipo de actividad y necesidades. 26 °C serán suficientes para alcanzar el confort necesario en verano, nunca debe haber más de 12 °C de diferencia entre el interior y el exterior, y 20ºC en invierno.
  • Revisa el aislamiento y reajusta los puntos deficientes de aislamiento, tanto en los sistemas constructivos como en las calderas y depósitos.
  • Limpia y revisa periódicamente tu sistema de aire acondicionado.
  • Coloca los aparatos de refrigeración en zonas ventiladas y donde no les dé el sol.
  • Instala toldos exteriores para evitar en verano la insolación directa del sol.
  • No tires energía por la chimenea. Aprovecha el calor de los gases y recupera calores residuales.

 

  • Evita el uso innecesario del alumbrado (iluminación demasiado fuerte).
  • Elimina STAND-BY: desenchufa los equipos electrónicos que no uses.
  • Aprovecha la luz natural.
  • Una buena iluminación aumenta el confort y la seguridad del trabajador.
  • Apaga las luces cuando dejes de utilizarlas.
  • Una limpieza de lámparas y luminarias programada dos veces al año, implica una reducción del 20 % en el consumo al tener que instalar menor número de lámparas.

 

  • Realiza un mantenimiento y limpieza adecuados.
  • Utiliza un arranque secuencial programado.
  • Sustituye motores y equipos sobredimensionados y de baja eficiencia por otros más adecuados.

 

  • Apaga el ordenador cuando no estés trabajando si es más de 1 hora.
  • Utiliza modo "ahorro de energía", que permite consumir hasta un 60 % menos de energía eléctrica.
  • Si cambias la impresora o fotocopiadora por una nueva, elige una que tenga el modo "ahorro de energía".
  • La fotocopiadora y la impresora deben quedar apagadas durante la noche y los fines de semana.

Fin del contenido principal